Publicado el Deja un comentario

Entendiendo la agricultura ecológica

Agricultura_Ecologica
2
0

La agricultura orgánica es un sistema de producción que mediante el manejo racional de los recursos naturales, sin la utilización de productos de síntesis química, brinde alimentos sanos y abundantes, mantenga o incremente la fertilidad del suelo y la diversidad biológica. 

Se debe reconocer que su aparición y expansión por los espaciosa agrícolas es el resultado de la acción individual de agricultores.

El Research Institute of Organic Agriculture FiBL e IFOAM – Organics International han publicado un informe titulado “The World of Organic Agriculture Statistics and Emerging Trends 2022”; donde han recogido y analizado datos provenientes de diferentes fuentes con el objetivo de conocer cuál es el estado y la evolución de la agricultura orgánica en el Mundo.

Lo primero que nos anuncia la publicación, es que la superficie de agricultura ecológica ha seguido las tendencias creciente, alcanzando un nuevo récord para el año 2020.

Globalmente, en 2020 se logró que el 1,6 % de las tierras agrícolas del mundo era orgánica. Las proporciones orgánicas más altas de la tierra agrícola total, por región, estaban en Oceanía (9,7 por ciento) y en Europa (3,4 por ciento; Unión Europea: 9,2 por ciento).

He hecho, en 2020, se registraron más de 74,9 millones de hectáreas de tierra agrícola orgánica, incluidas las áreas en conversión. Las regiones con las mayores superficies de tierras agrícolas orgánicas fueron Oceanía (35,9 millones de hectáreas, casi la mitad de las tierras agrícolas orgánicas del mundo) y Europa (17,1 millones de hectáreas, el 23 por ciento); América Latina tenía 9,9 millones de hectáreas (13,3 por ciento), seguida de Asia (6,1 millones de hectáreas, 8,2 por ciento); América del Norte (3,7 millones de hectáreas, 5,0 por ciento) y África (2,1 millones de hectáreas, 2,8 por ciento).

Por países, los que más tierra agrícola orgánica del mundo fueron Australia (35,7 millones de hectáreas), Argentina (4,5 millones de hectáreas) y Uruguay (2,7 millones de hectáreas)

¿Cuáles son los principales cultivos?

Este magnifico informe nos informa que más de dos tercios de los 74,9 millones de hectáreas de tierras agrícolas orgánicas en 2020 eran pastizales (más de 50,8 millones de hectáreas). La superficie de tierras de cultivo (tierra cultivable con 13,1 millones de hectáreas y cultivos permanentes con 5,2 millones de hectáreas) constituía 18,4 millones de hectáreas, lo que representaba aproximadamente una cuarta parte de la tierra agrícola orgánica. 

Pero si deseas conocer los cultivos por continente, te recomendamos que consultes directamente la publicación.

Comemos productos orgánicos en la EU?

A finales de 2020, 14,9 millones de hectáreas de tierras agrícolas en European Unión: 14,9 millones de hectáreas fueron manejadas orgánicamente por casi 350.000 productores. En la EU, el 9.2por ciento de la superficie agrícola fue orgánico.De ellos, podemos destacar a los países con mayor agricultura orgánica

áreas fueron Francia (2,5 millones de hectáreas), España (2,4 millones de hectáreas) e Italia (2,1millones de hectáreas).

Y aunque el crecimiento del mercado de productos agroalimentarios orgánicos de la UE aumentó, las importaciones de productos agroalimentarios orgánicos disminuyeron ligeramente entre 2019 y 2020. De acuerdo a esto, en 2020, se importaron 2,79 millones de toneladas métricas de productos agroalimentarios orgánicos (un 1,9 menos que los 2,85 millones de TM importados en 2019). 

Entre esos productos muestra que el aumento de las importaciones de frutas tropicales orgánicas y arroz se vio compensado por las menores importaciones de otros cereales, tortas oleaginosas y azúcar. La clasificación de los principales socios comerciales también cambió, con China y Ucrania perdiendo sus primeros lugares frente a Ecuador y República Dominicana. 

Los principales Estados miembros de la UE importadores en 2020 fueron los Países Bajos, Alemania y Bélgica. 

Datos esperanzadores

No hay duda que los datos son esperanzadores y que la tendencia creciente de los espacios agrícolas orgánicos parecen que seguirán creciendo a lo largo de los años; lo que obviamente se debe a que los usuarios cada vez demandamos alimentos más saludables para nuestras familias.

Como hemos comprobado en los casos de estudios del proyecto CONSOLE, las relaciones contractuales entre los agricultores, las administraciones públicas; así como con las entidades privadas, permitirá la promoción y el crecimiento de los productos orgánicos y los espacios sostenibles. 

Y como ejemplo, este puede ser el caso de estudio “Carta del Mulino” donde ha introducido una solución de contrato de cadena de valor para los agricultores que suministren trigo blando a la marca de la famosa empresa de Barilla, deban cumplir con diez reglas (certificación ISCC PLUS para preservar la biodiversidad, rotación de cultivos, porcentaje mínimo de área asignada a flores, selección de variedades específicas, semillas certificadas, no uso de neonicotinoides, no uso de glifosato, segregación y trazabilidad de los lotes, almacenamiento de lotes. separado de otra producción, valor agregado distribuido a lo largo de la cadena de suministro).

Os describiremos más casos de estudio en las sucesivas publicaciones.

Entendiendo la agricultura ecológica
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.