Publicado el Deja un comentario

El papel del suelo en las deficiencias y toxicidades de los nutrientes de las plantas

Suelos y fertilidad
6
0

Una parte importante de la ciencia es poder identificar y prevenir las deficiencias y toxicidades de los nutrientes de las plantas.

Las plantas requieren, al menos, 14 elementos minerales para su crecimiento y reproducción normales. Cada uno de estos nutrientes tiene una función en las plantas y se requiere en cantidades variables en el tejido vegetal (ver tabla adjunta).

Las plantas requieres macronutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre) en mayores cantidades, mientras que los micronutrientes (hierro, cobre, manganeso, zinc, boro, molibdeno, cloro y níquel) se necesitan en cantidades relativamente menores.

También son beneficiosos otros elementos para algunas plantas pero que no se consideran esenciales (sodio, el cobalto, el vanadio, el selenio, el aluminio y el silicio).

Una deficiencia ocurre cuando un elemento esencial no está disponible en cantidad suficiente para satisfacer las necesidades de la planta en crecimiento. Mientras que la toxicidad de los nutrientes ocurre cuando un elemento excede las necesidades de la planta y disminuye el crecimiento o la calidad de la planta. Sus síntomas de deficiencia de nutrientes o toxicidad a menudo difieren entre especies y variedades de plantas.

Deficiencia y toxicidad el resultado de factores del suelo, cultivo, clima y – obviamente – el factor humano.

Las propiedades del suelo influyen en la forma, cantidad, retención y movimiento de los nutrientes en su perfil; como también lo es la disponibilidad de agua ya que es esencial para las reacciones químicas, la actividad biológica y el transporte y absorción de nutrientes por parte de las raíces.

Entre las propiedades químicas críticas del suelo que afectan la disponibilidad de nutrientes del suelo se encuentran el pH del suelo (una medida de la acidez o alcalinidad de un suelo) y la capacidad de intercambio catiónico del suelo (una medida de la capacidad del suelo para retener iones de nutrientes cargados positivamente). 

Algunas propiedades físicas importantes que afectan la disponibilidad de nutrientes son la textura del suelo (la proporción de partículas del tamaño de arena, limo y arcilla en un suelo), la mineralogía de la arcilla (el tipo de arcilla del suelo) y la estructura del suelo (la disposición física de las partículas del suelo).

Los trastornos de nutrientes pueden aparecer de muchas maneras en una planta, como es el retraso o la reducción de su crecimiento, la alteración del color de sus hojas, necrosis o pérdida del rendimiento y / o calidad del cultivo.

Por ejemplo, el amarillamiento de la punta de la hoja y en torno a la nervadura central puede deberse a la ausencia de nitrógeno; el secado de puntas y bordes por deficiencia de potasio, líneas estrechas amarillentas o blancas entre las nervaduras por deficiencias de zinc, etc. Como hemos comentado, depende de un conjunto de factores que deben ser analizadas.

Por tanto, esto hace hace que sea necesario caracterizar los suelos que sustentan nuestros cultivos, conociendo sus características, y con ello, sus debilidades y potencialidades para hacer una gestión de nuestros recursos de manera inteligente. 

Al menos, las entidades administrativas – a distintas escalas – deberían realizar estudios de suelos de las regiones geográficas de forma recurrente, permitiendo a los agricultores la mejora de las decisiones de los agricultores a la hora de recurrir al uso de productos químicos.

Esta afirmación se basa en los 14 años de experiencia de Evenor-Tech caracterizando los suelos y sus característica en numerosos proyectos que nos avalan y cuantiosas publicaciones científicas que avalan nuestra forma metodología.

Elemento (nombre)Función en la planta
NitrógenoProteinas, aminoácidos
FósforoÁcidos nucleicos, ATP
PotasioCatalizador, transporte de iones
CalcioComponente de la pared celular
MagnesioParte de la clorofila
AzufreAminoácidos
BoroComponente de la pared celular
CloroReacciones de fotosíntesis
CobreComponente de enzimas
HierroSíntesis de clorofila
ManganesoActiva enzimas
MolibdenoParticipa en la fijación de nitrógeno
NíquelComponente de las enzimas
ZincActiva enzimas
Nutrientes esenciales de las plantas
El papel del suelo en las deficiencias y toxicidades de los nutrientes de las plantas
Publicado el Deja un comentario

57.000 alimentos que impactan en la salud y el medio ambiente

57.000 alimentos que impactan en la salud y el medio ambiente
22
0

Normalmente somos conscientes del impacto que ciertas actividades causan en el medio ambiente gracias a los medios de comunicación tradicionales. Sin embargo, no somos conscientes que nuestras actividades y costumbres de consumo también causan un riesgo significativo en el medio ambiente o impulsan las anteriores. Sin contar con los perjuicios a la salud.

No obstante, investigadores de las Universidades de Oxford y Minessota quienes ha publicado un estudio donde analizaron 57.000 productos vendidos en los supermercados anglosajones (enlace). 

Desafortunadamente, estas investigaciones están poco o nada difundidas por los medios de comunicación, o su lenguaje desafortunadamente no es apto para todos los públicos.

El objetivo de este estudio era permitir a los consumidores comprar de forma más sostenible sin sacrificar su salud, también compararon los resultados con las cualidades nutricionales de estos alimentos. Se trata por tanto de mejorar la toma de decisiones.

El objetivo de Evenor-Tech, como siempre, difundir los contenidos científicos de manera sencilla y aptos para todas/os.

Un estudio basado en el análisis de 57.000 productos

Como norma general, estos investigadores creen que cuanto más sostenible es un alimento, mejor es desde el punto de vista nutricional.

Y aunque ya existían numerosos estudios que confirmaban lo analizado, la novedad del último informe es que su análisis se relaciona con productos compuestos por múltiples ingredientes, como salsas, comidas preparadas y otros.

Pero la investigación tuvo sus problemas, debido a que la cantidad de cada ingredientes utilizado en la fabricación de estos productos se considera un secreto comercial y, por lo tanto, no se revelan detalles reales. De hecho, solo alrededor del tres por ciento de los más de 57,000 productos vendidos por ocho minoristas de alimentos tenían su composición completamente revelada.

Para enfrentar este desafío, crearon un algoritmo que utilizó información de un significativo número de productos en el Reino Unido que enumeran las cantidades de ingredientes y luego extrapolaron eso a miles de otros productos en el mercado. Este proceso se vio favorecido por el hecho de que las etiquetas de los productos suelen enumerar los ingredientes en orden decreciente de cantidad, lo que permitió que el algoritmo infiriera el porcentaje de cada ingrediente en aquellos productos que no compartían esta información. 

Y para evaluar el impacto ambiental, se consideraron cuatro factores: emisiones de gases de efecto invernadero, uso de recursos hídricos, uso del suelo y la eutrofización de las aguas1,

Puntuación del impacto medioambiental y puntuación del impacto nutricional por cada 100 g de productos alimentarios con múltiples ingredientes. Fuente: Clark et al. 2022

Información que nos ayuda a decidir

Por ejemplo, descubrieron que los concentrados de zumos y refrescos se encuentran entre los productos vendidos con el menor impacto ambiental, porque están compuestos principalmente de agua, pero su calidad nutricional es deficiente.

Por ejemplo, en lo que respecta a los alimentos preparados (Sopas, bocadillos y ensaladas)» y alimentos congelados para el desayuno (fruta y bollería) tuvieron un impacto medioambiental estimado bajo y una buena calidad nutricional, lo que contrasta con «tartas, quichés y comida para fiestas», que tuvieron una mala calidad nutricional y un impacto medioambiental estimado de moderado a alto.

El pan, pero también determinados cereales y comidas preparadas o postres, tienen un impacto ambiental relativamente bajo o intermedio. Por otro lado, pescados, quesos y carnes, especialmente carnes rojas, tienen un alto impacto.

Podemos encontrar algún consuelo en los hallazgos de los investigadores sobre la polémica de las salchichas, uno de los productos que mostró una gran variabilidad en el impacto según sus ingredientes. Por ejemplo, las salchichas de res tuvieron un impacto ambiental 240 % mayor que las salchichas de cerdo, que a su vez tuvieron un impacto 100 % mayor que las salchichas de pollo. 

Se encontraron tendencias similares para las salsas de pesto, la lasaña y las galletas. En el caso del pesto, los frutos secos fueron determinantes de un alto impacto medioambiental, mientras que los lácteos son un factor de baja calidad nutricional. En el caso de la lasaña, el tipo de carne fue un determinante clave de su impacto medioambiental, siendo la lasaña de ternera la de mayor impacto, la de cerdo y la de aves de corral las de impacto intermedio, y las vegetarianas y veganas las de menor impacto. 

Para todas las galletas identificadas, el chocolate fue un determinante clave tanto para el medio ambiente como para la nutrición, teniendo las galletas que contienen chocolate una composición nutricional más pobre y un mayor impacto medioambiental. 

«Reemplazar la carne, los lácteos y los huevos con alternativas de origen vegetal podría tener grandes beneficios ambientales y para la salud«, señala el estudio.

Pero pequeños cambios también pueden ayudar. Por ejemplo, la lasaña de ternera, con un alto impacto ambiental, podría ser sustituida por una lasaña de pollo o de cerdo, o vegetariana.

En definitiva, la clave se trata en conocer mejor las proporciones y el origen de los diferentes ingredientes ayudaría a determinar con mayor precisión su impacto en el medio ambiente, como apuntan los investigadores.

1Se entiende por eutrofización cuando las vías fluviales se enriquecen con minerales y nutrientes, principalmente de fertilizantes.

57.000 alimentos que impactan en la salud y el medio ambiente
Publicado el 3 comentarios

Problema de secuestro carbono suelos forestales

Problema de secuestro carbono suelos forestales
5
0

A nivel mundial, los bosques absorben entre el 15% y el 20% de las emisiones anuales de carbono emitido por las actividades humanas. La mayor parte se almacena en la superficie de la biomasa arbórea o bajo ésta como carbono del suelo.

El cambio climático afecta a los bosques tanto directa como indirectamente, y puede ser exacerbado por las actividades humanas. Asimismo, los impactos directos en los bosques se manifiestan a través de cambios en la temperatura y la precipitación, mientras que los efectos indirectos incluyen cambios en la ocurrencia de perturbaciones u otros factores.

Porque el aumento de las temperaturas y los cambios en los patrones de precipitación (que prevén los modelos), afectarán directa e indirectamente la productividad del ecosistema y al almacenamiento de carbono, la disponibilidad de humedad del suelo, la frecuencia y el tamaño de los incendios forestales y la susceptibilidad de los bosques a plagas de insectos y enfermedades.

Y la situación es tan seria, que algunas de estas perturbaciones tienen el poder de transformar el papel de los bosques de un sumidero a una fuente de carbono. 

Efectos directos

Los efectos negativos del Cambio Climático ya ha afectado a los bosques de todo el mundo. Porque el clima incluye directamente el crecimiento, la reproducción y la supervivencia de la vegetación. Y, desafortunadamente, son numerosos los casos reportados de alteraciones en su fenología, distribución, tasas de crecimiento y mortalidad de los árboles. 

Obviamente, estos cambios tienen implicaciones directas en la capacidad de los bosques para almacenar carbono.

Efectos indirectos

Aunque los cambios directos son más apreciables, los cambios indirectos desempeñarán un papel destacado en los procesos forestales. 

En general, se ha registrado un aumento de las perturbaciones (véase el caso de los incendios forestales) y se prevé un aumento en los años venideros por el aumento de las temperaturas y un período veraniego más largo. 

Ya en un artículo anterior pudimos comprobar lo que ambiental, pero también económicamente supondrá (enlace). 

Las perturbaciones humanas, la cosecha, la reducción de combustibles para incendios, la restauración y los cambios en el uso de la tierra pueden disminuir el almacenamiento de carbono y afectar negativamente a algunos servicios de los ecosistemas. Por ejemplo, la reducción de combustible (hojarasca y ramaje sobre el suelo) disminuirá las reservas de carbono terrestre y su potencial de secuestro de carbono.

La mortalidad de los árboles también perjudicará el almacenamiento de carbono y puede crear a cambios en el tipo de especies forestales. 

Problema de secuestro carbono suelos forestales
Publicado el 1 comentario

El coste económico de los incendios forestales

aeroplane_wildfires
8
0

Cada año – mayoritariamente en periodo estival-, los ecosistemas forestales se ven agravados seriamente por los incendios forestales. Y no solo se pierde una más que valiosa masa forestal y una rica biodiversidad, sino que se genera una pérdida de bienes y servicios significativos y un más que importante gasto relacionado con la extensión de los incendios.

Al parecer, los eventos catastróficos debido al cambio climático se están acentuando, y los incendios son cada vez más numerosos en número y extensión.

Los incendios forestales constituyen un gran problema ambiental y económico para las arcas públicas ( y por tanto, para los bolsillos de los ciudadanos); y aunque muchas pérdidas se pueden cuantificar, otras son difíciles de valorar económicamente (efectos a la atmósfera, la fauna, la vegetación, degradación de los suelos, alteración del ciclo hidrológico, etc).

Sin embargo, en el presente artículo queremos centrarnos en las pérdidas que sí se pueden cuantificar causadas por los incendios económicos. Para ello, recurriremos a datos provenientes de diversas investigaciones y publicaciones.

En el caso de España, estos incendios están siendo especialmente nocivos este año 2022. En su superficie se han quemado ya más de 200.000 hectáreas en 319 incendios. Y la intervención de los especialistas y materiales (aunque varia entre comunidades ) pueden alcanzar unos 10.000 € /ha1. Por ejemplo, solo el gasto del uso de helicópteros asciende a los 6.000 €/h y los hidroaviones 4.000 €/h.

A estos hay que sumarles las pérdidas por el paro de ciertas actividades económicas. Por ejemplo, el pasado jueves 11 de agosto, los camiones de mercancías que circulaban hacia Francia se veían frenados debido al incendio en el departamento de las Landas. No es difícil imaginas las consecuencias que tiene.

Recientemente, el gobierno castellano – leonés ha adquirido, gracias a los fondos Next Generation de la Unión Europea, seis camiones autobomba para la extinción de incendios forestales que ha alcanzado 1.169.069 €. 

El año 2006 fue especialmente graves para Galicia (NO de España) donde las llamas calcinaron más de 93.000 hectáreas. De hecho, de los 58 incendios que ocurrieron en España, 42 se produjeron en esta comunidad. Según los cálculos del investigador Juan Picos (Universidad de Vigo) para este año, supuso unas pérdidas económicas superiores a 582 millones de euros (6.343 € / ha quemada). 

El siguiente año, fueron las Islas Canarias las que mas se vieron afectadas, ya que el aire cálido elevaron las temperaturas hasta niveles elevados, junto a vientos fuertes. 

En el 2012, ocurrieron 42 grandes incendios forestales que afectaron a 12 comunidades autónomas (Castilla y León, Andalucía, Galicia, Aragón, Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha, Comunidad Foral de Navarra, Región de Murcia, Comunidad de Madrid y Canarias). 

Diez años después, los costes de los incendios que asolaron a Zamora ascienden a 600 millones de euros (60.000 ha entre la Sierra de la Culebra y de Losacio); según la estimaciones de la Asociación Sindical Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla y León (10.000 €/ha). Lo más impactante es que el presupuesto para el conjunto de la Comunidad aragonesa era unas 10 veces menor (64,86 millones). 

Solo hay unos 20 presos en España por provocar incendios forestales

Fuente

Además, según los datos históricos del MITECO, estos incendios se ocasionaron en torno al 50 % de las veces de forma intencionada, y menos del 30 % de las ocasiones por negligencias o accidentes. Como fue el del año 2017 en el Parque Natural Cabo de Gata, donde 85,5 hectáreas se calcinaron y con un gasto que ascendió a 37,5 mil € – por un fallo de una línea eléctrica.


1 Los bomberos forestales han denunciado que trabajan 12 horas por 1000 €/mes, trabajo estacional de 3 meses y exigen un Estatuto del Bombero Forestal

https://www.epe.es/es/espana/20220723/incendios-bomberos-precariedad-horas-euros-14150955

https://www.rtve.es/noticias/20220720/precariedad-bomberos-lucha-incendios-contratan-tres-meses/2389555.shtml

El coste económico de los incendios forestales
Publicado el Deja un comentario

¿Los agricultores apoyan las políticas de adaptación al cambio climático?

¿Los agricultores apoyan las políticas de adaptación al cambio climático?
19
0

La comprensión de la percepción de la ciudadanía, en este caso de los agricultores, es un factor esencial para el desarrollo de normativas y estrategias frente a la lucha contra el cambio climático.

Y es aquí donde una investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Alcalá, centra la atención hacia las políticas de ahorro de agua frente al cambio climático.

Ésta se centra en los agricultores, a los primeros a quienes afecta negativamente la ausencia de agua dulce, más aún ante las previsiones (escenarios) futuras donde se prevé una reducción significativa de éstas. Por tanto, conocer cuál es su percepción y realidad ante los futuros acontecimientos es fundamental para desarrollar los planes que les afectan.

Para ello, los investigadores se centraron en el caso de estudio de los arrozales de la provincia de Sevilla (municipios de Aznalcázar, Dos Hermanas, Isla Mayor, Las Cabezas de San Juan, Los Palacios y Villafranca, Puebla del Río y Utrera). 

Allí se realizó una encuesta aleatoria a 117 ciudadanos del entorno (ver las. preguntas y respuestas más abajo). Las preguntas estaban relacionadas con la adaptación de los arrozales al cambio climático y las políticas de adaptación, para analizar la forma el apoyo de los individuos a las políticas variaba en función de sus motivaciones o limitaciones (barreras).

Resultados de la investigación

Es recomendable que los resultados extraídos de la investigación sean directamente consultados en el artículo de investigación. No obstante, nos permitimos hacer aquí un breve resumen.

En primero lugar, se afirma que el apoyo está ligada a las motivaciones y barreras de los ciudadanos; y a su vez las motivaciones y barreras están en función de las características sociales y poblacionales. 

Aquellas personas con alto apoyo a las políticas tienen un perfil masculino, jóvenes y con mayor nivel educativo. Las perfiles con mayor preocupación frente al cambio climático fueron las mujeres y los más jóvenes. 

Un hito importante a destacar es la relación inversa entre la economía y el apoyo a las políticas. Es decir, “cuanto mayor sea la pérdida económica, menor será el apoyo a las políticas

Y sin embargo, la relación entre el cambio climático y las políticas están altamente relacionadas: “a mayor preocupación por el cambio climático, mayor apoyo a las políticas de adaptación

Un problema extrapolable

Aunque si bien es cierto que la población encuestada es relativamente baja, aunque representativa estadísticamente, y aplicada a una uso de suelo y un espacio geográfico concreto; la ausencia de agua en el agro se puede extrapolar al conjunto del espacio agrario mediterráneo.

Para adentrarnos en el problema debemos recordar, como apunta Leandro Del Moral, catedrático de Geografía Humana y uno de los promotores de la Fundación Nueva Cultura del Agua, que la explotación de lluvia y acuíferos – en estos espacios – comienza en los años 80 para aumentar la producción del riego en olivares; extrayéndose cada más agua hasta llegar a generar graves impactos. Entre ellos, la ampliación de los regadíos “al margen de la ley”.

Y esta acción, junto a los nuevos escenarios de cambio climático están generando alarmas, como la realizada el pasado 3 de agosto por el secretario de la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), quien aseguraba en prensa (enlace) que la ausencia de lluvias podría ocasionar en verano podría provocar una pérdida de 500 millones de euros. 

Pero a pesar de eso, la tendencia hacia la implantación de regadío es creciente, como ha sido el debate encontrado entre el gobierno de la comunidad y las asociaciones ecologistas, los partidos de la oposición, la Comisión Europea el Gobierno nacional, la UNESCO, sociedades científicas (enlace) y cadenas de alimentación europeas y comercializadoras (enlace); ya que los primeros habían desarrollado dos propuestas de Ley para “aumentar” el cultivo de regadío en el área de Doñana. Según comenta el gobierno andaluz, se trata de ofrecer una seguridad jurídica a los agricultores que han estado hasta el momento sin amparo legal.

Preguntas
Apoyo a las medidas de adaptación al cambio climáticoSiNoNo se
1. ¿Cree que las administraciones públicas deberían invertir fondos en la adaptación de los arrozales de Sevilla al cambio climático?52,123,923,9
2. Dada la plausible escasez de agua producida por el cambio climático, ¿cree que es deseable reducir el agua para riego como medida de adaptación al cambio climático?49,651,40
MantenerAumentarDisminuir
3. Dado el aumento de la escasez de agua y las necesidades de agua de los campos de arroz debido al calentamiento global, ¿preferiría aumentar, mantener o disminuir la cantidad de agua para riego en los campos de arroz?49,615,435
4. Dada la escasez de agua que puede producir el cambio climático, ¿cree que debería reducirse la superficie de los arrozales de Sevilla como medida de adaptación al cambio climático?39,341,918,8
No cambiarOtros usosGanadoHumedales
5. Si como medida de adaptación pudiera cambiar el uso del suelo en algunas zonas de los arrozales de Sevilla, preferiría dedicar esta zona a otro tipo de cultivos, ganadería, humedales naturales o no cambiar el uso del suelo actual ?32,540,28,518,8
Compromiso ambientalSiNoNo se
6. ¿Pertenece a un grupo ecologista?3,496,60
7. ¿Ha oído hablar de los conflictos entre agricultores y grupos ambientalistas por los problemas ambientales generados por la producción de arroz?52,147,90
8. ¿Crees que la producción de arroz genera problemas ambientales en los humedales de Doñana?17,152,130,8
Preocupación por el cambio climáticoSi (Alto)No (Bajo)
9. ¿Crees en las proyecciones de cambio climático de AEMET que prevén temperaturas más altas y menos precipitaciones en Andalucía?56,443,6
Pérdidas económicasSiNo
10. ¿Tiene participación económica en la producción de arroz en la cuenca del Guadalquivir?13,786,3
Anexo de preguntas y respuestas de la investigación llevada a cabo por García de Jalón y colaboradores (2013)
¿Los agricultores apoyan las políticas de adaptación al cambio climático?
Publicado el Deja un comentario

6 Herramientas digitales que transforman la agricultura

Herramientas Digitales Agricultura
3
0

Las herramientas digitales aplicadas al sector primario están orientadas a facilitar la toma de decisiones, maximizando el potencial de rendimiento de los cultivos; a la vez que permiten reducir el impacto ambiental (por ejemplo el uso excesivo de agua o fertilizantes).

La Agricultura digital o Inteligente

La Agricultura Digital o Inteligente es un concepto que ha nacido recientemente gracias al uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la agricultura o la ganadería. 

La clave de su éxito es el desarrollo una tecnología asequible a todos los bolsillos, y que tengan un uso sencillo e intuitivo (alta usabilidad). Estamos hablando desde el seguimiento de los rebaños gracias a los sensores GPS, sensores de temperaturas y/o humedad, el uso de modelos de cultivos para optimizar los cultivos, conocimiento del estrés vegetal o hídrico mediante el uso de sensores remotos (drones), etc.

Pero además, debemos incluir el valor del intercambio de información mediante el uso de las redes sociales y las páginas web. Éstas ayudan a poner rostro y nombre a los alimentos que compra, incrementando la confianza de los proveedores y del consumidor.

Asimismo – en el caso de la ganadería-, la recogida y el análisis de los datos extraídos por la herramientas digitales pueden ser usadas para ayudar a identificar los animales que estresados o enfermos, y orientarlos hacia bienestar animal y mejorar la calidad de los alimentos. 

Casos de éxito

Son numerosos los casos que exitosamente han implementado las herramientas digitales en la agricultura, como son los siguientes.

Un software de administración en Macedonia

Suzana Dimitrievska es una emprendedora de Macedonia del Norte. Hace unos años que utiliza un software de administración para planificar y monitorear los cultivos. Con ello, ha conseguido minimizar los costes de mano de obra, reducir el consumo de combustible y fertilizantes orgánicos. 

(ver caso)

Suzana estudia ahora la agricultura de precisión basada en las TIC como forma de reducir sus riesgos y mitigar los efectos del cambio climático. ©Suzana Dimitrievska. Fuente: FAO

Vacas localizada con GPS en Galicia

María Páez es una ganadera de Viana do Bolo (Ourense) que un día decidió instalar GPS en cada una de sus cabezas de ganado para tenerlas geolocalizadas y analizar su comportamiento. María ahora puede conocer el recorrido de sus vacas, y por tanto las zonas de pastos, a la vez que conoce su temperatura, evita posibles predadores o áreas de peligro. 

(ver caso)

Vaca con dispositivo de Geolocalización. Fuente: Campo Galego

Guiado autónomo de tractores

Al parecer, ya no es necesario que el cultivador dirija su tractor desde la cabina de éste. Ya se encuentra en el mercado el guiado por GPS, radar, cámaras e Inteligencia Artificial que permite a la máquina realizar el laboreo por sí misma (dependiendo de la marca). Ahora el agricultor puede centrarse en otras faenas mientras recibe notificaciones vía teléfono.

Uso de drones para la mejora del cultivo en pistachos

Puede que sea la práctica que actualmente se extiende con más rapidez, gracias al boom de los drones. Este es el caso del Grupo Pistacyl, en Castilla y León, quienes a través de un proyecto innovador dirigido a la producción sostenible del pistacho, ha utilizado la tecnología de sensores remotos en drones. La información arrojada les está permitiendo conocer mejor las necesidades hídricas de su cultivo.

(ver caso)

Sensores para monitorear la humedad y la temperatura

Una agricultura de precisión debe encontrarse apoyada por herramientas digitales que le proporcionen datos y permitan tomar decisiones inteligentes. Los sensores de temperatura y humedad del suelo (a distintas profundidades) y microclima, permiten recoger información de manera remota y en tiempo real. 

Este es el caso del proyecto llevado a cabo por el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB), del CSIC, en viñedos de Barcelona; cuyos sensores han permitido conocer el crecimiento y la producción óptima de la uva.

(ver caso). 

Los investigadores del ICMAB-CSIC Iván Álvarez (de pie) y Mariano Campoy-Quiles (agachado) instalando sensores en un viñedo. / ICMAB. Fuente. CSIC

Inteligencia Artificial en las marismas del Guadalquivir

El cultivo del arroz de las marismas del Guadalquivir está innovando gracias a la Inteligencia Artificial y a las imágenes satélite. Se han instalado sensores y cámaras en este paisaje que medirán de forma constante parámetros (conductividad eléctrica, clorofila, temperatura y humedad, etc.) que se relacionarán con el histórico imágenes satelitales. El objeto es desarrollar modelos predictivos que ayudarán a los arroceros tanto a la producción como a evitar plagas.

(ver caso)

Cultivo de arroz en la marisma del Guadalquivir. Fuente: Agrónoma

Conclusión

En definitiva, podemos asegurar que la revolución tecnológica que se ha volcado en un sector primario que necesitaba de ellas. No solo se pretende una mejora de la producción y de la calidad del alimento; sino que debe hacerse de forma sostenible. Además, que debe adecuarse a las nuevas condiciones ambientales que el cambio climático nos está generando, como puede ser el aumento de las temperaturas. 

No obstante, estamos interesados en conocer si tú estás dispuesto a implantar una de estas tecnologías o encuentras barreras (económicas, políticas, etc.) que no te lo permitan.

6 Herramientas digitales que transforman la agricultura
Publicado el Deja un comentario

Los 4 Objetivos Generales de la PAC

Los-4-Objetivos-Generales-de-la-PAC
7
0

La Política Agraria Común (PAC), desde los años 60 del pasado siglo, ha influido desde hace mucho tiempo en el desarrollo de las prácticas agrícolas en Europa. 

Desde el año 1992, se han integrado medidas ambientales de forma progresiva, aunque – por los resultados obtenidos –, no han dado los frutos que deberían haber generado por las numerosas barreras a las que se enfrenta. 

La introducción de pagos directos ecológicos de la PAC en el año 2013 fue uno de los hitos destacable que enmarcaba la preocupación de la Unión Europea por el medio ambiente. Con ello, se vinculaba la conservación del medio ambiente con las ayudas económicas de forma voluntaria para el agricultor.

Y haya sido más o menos exitoso, la orientación ecológica de la PAC consideramos que es un instrumento de vital importancia que ayude a la re-conversión del espacio rural europeo hacia un modelo sostenible.

La Comisión Europea propone basar la planificación estratégica del sector primario en torno a cuatro objetivos generales:

  1. Fomentar un sector agrícola inteligente, resiliente y diversificado que garantice la seguridad alimentaria: 
    • Apoyando los ingresos agrícolas y resiliencia1;
    • Mejorar la orientación del mercado y aumentar la competitividad, incluyendo un mayor enfoque en la investigación, la tecnología y la digitalización;
    • Mejorar la posición de los agricultores en la cadena de valor;
  2. Reforzar el cuidado del medio ambiente y la acción climática; así como contribuir a los objetivos ambientales y climáticos de la UE. Y para ello será necesario:
    • Contribuir a la mitigación del cambio climático y hacia la energía sostenible;
    • Fomentar el desarrollo sostenible y a la gestión eficiente de los recursos naturales, como el agua, el suelo y la atmósfera;
    • Contribuir a la protección de la diversidad, mejorar los servicios ecosistémicos y preservar los hábitats y paisajes. 
  3. Fortalecer el tejido socioeconómico de las zonas rurales;
    • Atraer a jóvenes agricultoras/es y facilitar | fomentar el desarrollo empresarial
    • Promover el empleo, el crecimiento, la inclusión social, la bioeconomía y la silvicultura sostenible;
    • Mejorar la respuesta de la agricultura ante las demandas sociales en materia de alimentación y salud (alimentos nutritivos y seguros; evitar el desperdicio de alimentos y el bienestar animal).
  4. Modernizar el sector agrario, fomentando y compartiendo el conocimiento, la innovación y la digitalización de la agricultura.

No obstante, parece que la actual crisis está provocando que algunas de esas vías no sean tan rectas, y se desvíen – a veces con decisiones desafortunadas -, debido a las nuevas barreras generadas con respecto a la economía internacional.

Otras veces, parece que no se ha tenido en consideración las opiniones de las/os agricultoras/es que son quienes primero observan los problemas que causan PAC.

Pero para nosotros si es importante conocerlas, por lo que te animamos a dejar tu opinión acerca de las barreras que la PAC causa; y de cuáles creen que serían las medidas correctas. 

Puedes dejar tu comentario en el blog o en nuestras redes sociales.

1 Capacidad que tiene el medio para recuperarse ante circunstancias negativas

Los 4 Objetivos Generales de la PAC
Publicado el Deja un comentario

Pérdida de productividad por erosión

relación suelos producción erosion
11
0

Uno de las principales consecuencias de la erosión del suelo es la pérdida de productividad, ya que – como veremos – junto con el suelo se pierden los nutrientes responsables de la alimentación de los cultivos. Aunque bien es cierto que dependen de las propiedades del suelo, el manejo y las características climáticas. 

Obviamente, un aumento o una pérdida de la productividad tiene consecuencias económicas directas.

Por tanto, conocer la vulnerabilidad de sus suelos es de vital importancia, ya que ayudará a que tome las decisiones correctas frente a su parcela.

La bibliografía muestra que la disminución del rendimiento de los cultivos con la erosión aparece por:

  • [a] el impedimento de las raíces a crecer en un medio excesivamente arcilloso o rocoso; 
  • [b] falta de agua; 
  • [c] ausencia de nutrientes; 
  • [d] temperatura del suelo; 
  • [e] cambio en la acidez del suelo (pH);
  • [f] aireación.

En ausencia de nutrientes en el suelo, normalmente recurrimos a la aplicación de fertilizantes, que en función del suelo puede provocar su falta de acción (si es suelo es arcilloso) o una contaminación de las aguas sub-superficiales. 

Uno de los problemas a la hora de evaluar erosión – productividad es la lentitud en el proceso; aunque en algunos casos (como los mediterráneos la pérdida de las capas superficiales puede ser inmediata). Y para solucionarlo, muchos científicos recurren al la eliminación artificial de la capa (horizonte) superficial (decapado).

Y los resultados son espectaculares. Por ejemplo, de acuerdo con la investigaciones de Baker y colaboradores (2003) quienes recogen numerosas investigaciones. Las reducciones en el rendimiento de los cultivos varían desde el 95 % con sólo una eliminación de 0.05 centímetros (cm) hasta casi ningún cambio con eliminación horizontes profundos de suelo. Sin embargo, la tónica general de estas investigaciones es la pérdida de productividad.

Esto se traduce en una necesidad de conocer de forma particular cuál sería el comportamiento de los suelos de nuestras parcelas; lo que nos ayudaría a conocer la pérdida de productividad y tomar las medidas necesarias.

Debemos también considerar que estamos ante un escenario de cambio climático, que podría suponer una pérdida considerable del rendimiento de nuestros cultivos.

Pero ya sabes que en Evenor-Tech podemos ayudarte, solo tienes que contactar con nosotros.

Pérdida de productividad por erosión
Publicado el Deja un comentario

Hacia una agricultura inteligente

Cultivo de carbono
23
0

Son muchos los científicos los que afirman que la agricultura es una de las causas del calentamiento global. No obstante, deberíamos pensar si esa falta recae en una sociedad que ansía una gran cantidad de productos en un corto espacio de tiempo.

Pero no deseamos responsabilizar a nadie, pero lo que queda claro es que el daño está hecho. En definitiva, el daño está causado lo que se demuestra con un aumento de las temperaturas entorno a 2 O C que ocasiona fenómenos climáticos extremos y pérdida significativa de los suelos y de la producción.

Y eso es debido a que en los últimos 50 años al aumento de los Gases de Efecto Invernaderos (GEI) a la atmósfera. 

Hacia una agricultura climáticamente inteligente

Ahora, el papel de los agricultores es fundamental, ya que el sector primario tiene un enorme potencial para absorber dióxido de carbono de la atmósfera y almacenarlo en el suelo. 

Esto es lo que se conoce como Agricultura Climáticamente Inteligente (ACI), tratándose de un nuevo enfoque que ayuda a guiar las acciones necesarias para reorientar las actividades agrarias hacia un sistema de producción sostenible y que – a su vez- garantice la seguridad alimentaria.

Los objetivos de la ACI es triple: [1], aumentar la productividad agrícola y los ingresos de los agricultores y ganaderos; [2], resiliencia al cambio climático; [3], mitigar / eliminar las emisiones de GEI.

Este puede ser el caso de la agricultura de conservación; mediante una labranza mínima, una cobertura vegetal permanente sobre el suelo, y rotaciones diversificadas de cultivos y manejo óptimo de nutrientes y agua. 

En Evenor-Tech hemos podido comprobar cómo la agricultura de conservación en olivares de Andalucía; mostrando una mejora significativa, por ejemplo, del carbono en todos los suelos.

Impactos causados en Viñedos

Aunque si entran en detalles, vamos a poner como ejemplo el impacto de carbono en el suelo los viñedos en el mediterráneo. Para ello, nos basaremos en las investigaciones llevada a cabo por Agata Novara y colaboradores (2020).

Para hacernos una idea del impacto que éstos han provocado en el medio ambiente debemos conocer que actualmente ocupan 4.6 millones de hectáreas en España y Portugal y que han sido sometidos a un manejo o super- intensivo. 

Los autores, a través de una elaborada calculadora de huella de carbono, han identificaron que además de la dinámica de la materia orgánica(dependiente de los diversos manejos), las emisiones de CO2 se debían a las prácticas agrícolas (emisión energética, consumo de combustibles y electricidad; fertilización y labranza).

Por tanto, como el resto de la comunidad científica hace, estás prácticas que deben ser corregidas mediante la creación de una conciencia entre los actores del sector primario. Especialmente en una región mediterránea que es especialmente sensible a los efectos negativos del cambio climático; por lo que es urgente expandir esas prácticas lo antes posible.

Pero muchas veces no sabemos en el estado que se encuentra nuestra parcela; o si estamos haciendo prácticas que emitan o secuestre carbono de la atmósfera. Para ello, puedes contar con Evenor-Tech y conocer cuál es la situación actual de tu espacio agrario, ayudándote a evaluar aquellas opciones que permitan un cultivo de carbono más sostenible tanto en producción como en medio ambiente.

Hacia una agricultura inteligente
Publicado el Deja un comentario

¿Dónde se concentra el carbono del suelo?

Perfil de suelo
2
0

En numerosas entradas de nuestra revista online, hemos hablado de la importancia del carbono en el suelo, normalmente referida a su importancia frente al cambio climático. Sin embargo, sería interesante comentar dónde se encuentra distribuido en el suelo ya que puede ayudarnos a la hora de tomar decisiones ambientales y agrícolas.

En un primer momento podemos pensar que el carbono en el suelo se concentra en la capa más superficial, ya que es donde se acumulan los restos vegetales y la acción de la fauna encargada de mineralizarla en substancias más sencillas. Estas substancias son, por ejemplo, las que necesitan las plantas para hacer sus funciones vitales.

Pues efectivamente, no vamos mal encaminados, ya que son numerosas las investigaciones que demuestran que la mayor parte – aunque no toda – del carbono se concentra en los 30 primeros centímetros del suelo[1]. Es allí donde los procesos de mineralización e inmovilización del carbono.

Sin embargo, a mayor profundidad, menor cantidad de carbono orgánico. Pero no lo no siguen una disminución lineal, sino que siguen una función exponencial (ver figura 1)

Figura 1. Carbono orgánico del suelo (Mg ha-1) bajo labranza convencional (L) y labranza cero (NL) para diferentes intervalos de profundidad (Fuente: Blanco- Caqui et al., 2011).

En la figura se observa el mismo suelo bajo dos manejos, uno labrado (L) y otro no-labrado (NL). Se observa que las mayores cantidades de carbono disminuyen con la profundidad, pero – como muestran las líneas discontinuas, este descenso no es progresivo, sino exponencial.

1       Principales condicionantes que incluyen en el carbono en el suelo

Como has comprobado en el recuadro anterior, el carbono orgánico en el suelo depende de una serie de condicionantes:

1.1       Condiciones climáticas

Parecen ser el factor dominante que determina la concentración carbono para la capa superior del suelo, mientras que, para los suelos más profundos, el contenido de arcilla se vuelve cada vez más influyente. A escala global y de manera general, aumentaría con la precipitación y disminuye con la temperatura.

1.2       Uso / cobertura del suelo

Los matorrales y las tierras cultivables tienen la tasa más baja de disminución de carbono con la profundidad, a ello les siguen los pastizales y posteriormente, los bosques (para suelos minerales).. 

1.2.1      Tierras cultivables 

En tierras de cultivo, el contenido de carbono en el subsuelo es aproximadamente el 70% del contenido de carbono;

1.2.2      Bosque

Hay una tendencia a una disminución más rápida en el contenido de carbono desde la capa superior del suelo hacia el subsuelo, efecto que se debe principalmente a una capa superior orgánica. En promedio, el contenido de carbono del subsuelo bajo el bosque es de aprox. 25-30% del contenido del total;

1.2.3      Pradera

Similar al encontrado bajo bosques, aunque con una mayor variabilidad en el contenido de carbono de la capa superior del suelo entre los datos;

1.2.4      Arbusto

Para suelos bajo arbustos y otros usos de la tierra, el contenido de carbono del subsuelo es en promedio 33% del total (para suelos minerales).

1.3       Profundidad del suelo

En suelos poco profundos, el contenido de carbono disminuye más rápidamente con la profundidad que en suelos más profundos.

1.4       Contenido de arcilla

Para suelos profundos, el contenido de arcilla está más estrechamente relacionado con el contenido de carbono que en suelos poco profundos. Este es el caso de suelos arcillosos en profundidad, donde el contenido de carbono es destacable.

2       Conclusiones

Acabamos de recordar la complejidad que tiene el suelo, en este caso con la distribución del carbono en el perfil. Obviamente, está influenciado por numerosos factores y cómo disminuye con la profundidad. 

En Evenor-Tech hemos realizado numerosas investigaciones que muestran la necesidad del conocer el carbono en los suelos de nuestras regiones, haciéndose necesario la disponibilidad de una base de datos que concentre la máxima cantidad de perfiles (y sus características) para que agricultores, científicos y administraciones públicas tomasen las decisiones correctas, evitando con ello la degradación de nuestros suelos y, con ellos, de nuestros paisajes. No podemos olvidar, la pérdida de producción en las áreas agrarias.

3       Bibliografía

Humberto Blanco-Canqui, A.J. Schlegel, W.F. Heer. (2011) Soil-profile distribution of carbon and associated properties in no-till along a precipitation gradient in the central Great Plains. Agriculture, Ecosystems & Environment,Volume 144, Issue 1. https://doi.org/10.1016/j.agee.2011.07.004.

Jobbágy, E. G., & Jackson, R. B. (2000). THE VERTICAL DISTRIBUTION OF SOIL ORGANIC CARBON AND ITS RELATION TO CLIMATE AND VEGETATION. Ecological Applications, 10(2), 423–436. doi:10.1890/1051-0761(2000)010[0423:tvdoso]2.0.

Joint Research Centre, Institute for Environment and Sustainability, Hiederer, R., Distribution of organic carbon in soil profile data, Publications Office, 2011, https://data.europa.eu/doi/10.2788/33102


[1] El almacenamiento de carbono está controlado por el equilibrio de la entrada de carbono de las plantas y las salidas a través de su velocidad descomposición. 

¿Dónde se concentra el carbono del suelo?