Publicado el Deja un comentario

¿Afecta el suelo al rendimiento del olivar?

¿Afecta el suelo al rendimiento del olivar?
23
0

Los olivares son parte de la culturas de los países de la cuenca mediterránea (Barranco et al., 2008), siéndolo también de la famosa trilogía donde acompañaba a la vid y al cereal. Sin embargo, se suelen encontrar en áreas de sierra y en suelos poco profundos.

El espaciado clásico del marco de plantación este cultivo(con una media de 100 olivos / ha) – heredado de los primeros cultivos en secano -, tiene como objetivo de aprovechar al máximo el agua de las lluvias (Grattan, 2006). No obstante, ha ocasionado importantes procesos de degradación de los suelos que los soportan y nutren; como es el caso de la erosión que llegó a cuantificarse por el ICONA entorno a 50 toneladas por hectárea y año. Por supuesto, los valores de erosión se encuentran en función de la pendiente (gradiente, curvatura, aspecto y pendiente), la ausencia de cubierta vegetal que proteja al suelo, tipos de labranza labranza y aperos usados, etc.

Gráfico 1. Precipitación y tasas de erosión en parcelas de olivar de Andalucía. Donde C representan a las superficies cubiertas de vegetación y la N a los suelos desnudos. Fuente: Rodríguez Lizana et al., 2004

Asimismo, investigadores como Hoorelbeke (2005) encontró que los suelos de los olivares establecidos en suelos que previamente había sido forestales, eran 31 y 50 % menos profundos y fértiles (respectivamente) que las áreas forestales vecinas.

Autores como Tubeileh et al (2014), han realizado análisis sobre los parámetros de rendimiento de los cultivos con las propiedades físico y químicas del suelo en olivar. Y en esta entrada del blog de Evenor-Tech destacaremos la importancia de la concentración de potasio, nitrógeno y de la profundidad del suelo en el rendimiento del olivo.

El papel del potasio es esencial, ya que la ausencia de este elemento hace que las hojas del olivo pierdan la capacidad de regular el cierre de los estomas en condiciones de riego, pero sobre todo en condiciones de escasez de agua. Sobra decir que es propio de nuestros ambientes mediterráneos.

Como se observa en el gráfico 2, la mayor muestra de olivares se localiza en profundidades a 0,7 cm, correspondiente a las menores producciones; mientras que los suelos más productivos son los más profundos, ya que esta facultad permite a las raíces encontrar y alcanzar aguas y nutrientes.

Esto genera un impacto destacable en el medio ambiente, ya que en suelos poco profundos los agricultores se ven obligados a añadir un número significativo tanto de fertilizantes como de agua; lo que ocasiona una degradación considerable por contaminación.

Gráfico 2. Regresión entre el rendimiento de frutos de olivo individual y la cantidad de potasio intercambiable en la zona radicular. Fuente: Tubeileh et al (2014)

Y ahora, con las nuevas políticas europeas orientadas a la reducción de fertilizantes para el año 2030 debemos preguntarnos qué estrategia van a seguir los agricultores para poder mantener la producción.

Otra pregunta que podemos hacer si es posible recuperar esos suelos para mantener una producción que ayude a mantener el modo de vida de las áreas rurales.

En el proyecto CONSOLE, en Evenor-Tech estamos evaluando la aplicación de los eco-esquemas y de los acuerdos entre los agricultores y la Unión Europea (relaciones contractuales) para conocer la eficiencia de estas y otras medidas que deberían tenerse en cuenta. Asimismo, como en todos nuestros proyectos, tenemos en cuenta tanto los conocimientos como la voz de los agricultores; ya que son los actores principales.

  • Barranco, D., Fernández-Escobar, R., Rallo, L. (2008). El cultivo del olivo (6 edición). Editorial MP.
  • Hoorelbeke, S. (2005). Impact of land use on land degradation in hilly olive orchards of NW-Syria [M.S. thesis], Catholieke Universiteit Leuven, Leuven, Belgium;
  • J de Graaff; L.A.A.J Eppink (1999). Olive oil production and soil conservation in southern Spain, in relation to EU subsidy policies. , 16(4), 0–267. doi:10.1016/s0264-8377(99)00022-8;
  • Rodríguez Lizana, A., Ordóñez Fernández, R.M., González Fernández, P. y Espejo Pérez, A.J. (2004). Efectos del Manejo de Suelo en la Escorrentia y Erosion en el Olivar.. Vida Rural, 2004 (194), 34 p.-38 p.
  • S.R. Grattan, M.J. Berenguer, J.H. Connell, V.S. Polito, P.M. Vossen (2006). Olive oil production as influenced by different quantities of applied water, Agricultural Water Management, Volume 85, Issues 1–2,
  • Tubeileh, Ashraf; Turkelboom, Francis; Al-Ibrahem, Anwar; Thomas, Richard; Sultan-Tubeileh, Kholoud (2014). Modelling the Effects of Soil Conditions on Olive Productivity in Mediterranean Hilly Areas. International Journal of Agronomy, 2014(), 1–12. doi:10.1155/2014/672123;